En primer lugar he baneado a la chillona SJW, supongo que le parecerá bien que le censure en el foro desde el momento en que es pro-censura. Utilizando las mismas normas que ellos he decidido que el blog sea mi propio «Safe Space».

hahaha

El mayor enemigo de todo arte es el censor por un lado y el peloteo al poder político. En el primer caso la creatividad se ve destruida desde el momento en que el arte es modelado como una forma de moldear la sociedad bajo una corrección política concreta. ¿Pero que ocurre cuando la correción política se basa en la endofobia y el autoodio continuado? Pues que la cosa degenera en cosas como esto:

minoritybullshit

Lo más seguro es que el método de análisis y censura de la creatividad sea teniendo el libro de estilo de Feminist Frequency… Ya se sabe el clásico «Todo es sexista, todo es homofobo, todo es racista…»

Las universidades empiezan ya a censurar la creatividad de la gente teniendo a la policia censora en las aulas. Obviamente esto viene de lejos y no solo con los videojuegos sino que lleva décadas y ha explotado recientemente con las universidades creando profesionales de la decadencia artística donde el arte (es igual si es cine, libros, videojuegos, comic) es producido con un sello de correctismo político censor que además con el objetivo de educar a la gente de manera subversiva estos juegos serán integrados en los planes educativos para que los niños y niñas acaben tomando de manera natural esta versión degenerada del arte.

¿Cuando es grande el arte? Cuando se aleja del poder y de la ideología política, cuando refleja lo tortuoso del mundo y de la sociedad. No es malo el arte que hable de minorias sexuales, que hable de la mujer, de otras etnías aparte de la de origen Europeo. Lo que es malo es que buena parte de la gente de la Justicia Social acaba siendo subvencionada por el circuito público porque su arte degenerado no tiene cabida en el mercado, es degenerado no por tema sino por técnica ya que no son capaces de crear nada de calidad. ¿Se podría hacer un juego de una temática que hable de minorías? Bueno, ahora que recuerdo… ¿Alguien se acuerda como la Justicia Social de la época puso a parir al GTA San Andreas de PS2/PC/Xbox? Pues el juego relataba muy bien los problemas de la sociedad negra de clase baja en California en los 90, es decir, es un juego que hablaba de una minoria social y sus problemas. A lo que me refiero es que se pueden colocar temas socialmente controvertidos en los juegos, pero claro… Lo que no dicen es que lo que quieren es la destrucción del medio porque no lo controlan y por eso necesitan crear la contrapartida degenerada de los mismos.

Es decir, los juegos que se jugarían en el planeta Bizarro.

bizarroworld

¿Pero cual es el objetivo de esto? Los SJW en general no toleran en ningún momento que la gente no piense como ellos, es por ello que toman la obsesión de colocarse en la educación y sacar de la factoria educativa montones de MiniYos que son incapaces de cuestionarse nada de lo que les han enseñado en la escuela y el instituto. Es decir, es sano cuestionarselo todo, incluso lo aprendido pero en vez de cuestionarlo les tenemos como al Perro de Pavlov pero de tal manera que cuando algo que aparece no les gusta… Entran en Neurosis.

El objetivo último de esta gente es crear una sociedad de incapaces mentales que al ver un simple videojuego tradicional acabe por provocarle neurosis. Lo conseguirán ahora pero su plan es el largo plazo, para ello utilizarán la educación que en muchos paises controlan por completo para lavar el cerebro.

La otra cara de la moneda es que con tal de promover esta versión degenerada de los videojuegos una buena parte de los estudios creadores de estos productos acabarán recibiendo subvención estatal y pública en diversos paises. Es decir, es posible que en un futuro a los niños les hagán jugar a una basura SJW en la escuela mientras les dicen que los videojuegos han de ser así y repitan los mismos mantras que mucha gente desgraciadamente se esta creyendo ya por el hecho que forma parte de la narrativa y están programados para ello desde su educación. Es decir, los SJW son gente con el lavado de cerebro colectivo más grande del mundo cuya educación no es moral sino que se reduce en el filtro de la realidad que les han enseñado sus docentes.