Si vagan por internet buscando el título, lo más probable es que le encuentren un uso muy distinto al que pretendo emplear aquí, de modo que lo primero será aclarar que me refiero a juegos que van cambiando con el tiempo mediante diversos tipos de actualizaciones.

Antes, cuando un juego era grabado en un cartucho o un CD-ROM, si había algún error o la mecánica del mismo podía mejorarse, la única opción era vender otra versión del mismo juego con los arreglos correspondientes, mas hemos visto que las mejoras se han empleado para crear secuelas, lo cual lleva a convertir el juego en una serie. ¿Qué aportes podíamos ver en una secuela? Mejor movimiento del personaje, nuevas armas u enemigos, corrección de algún error técnico, etc.

En los juegos de PC en cambio, si bien también se sacaban secuelas, aparecieron expansiones para las entregas, tal como es el caso de Diablo por ejemplo, la cual recibió una expansión llamada Hellfire en 1997. No obstante, esta forma de contenido no se quedaría en los computadores por mucho tiempo.

706631

En 1999, para el primer Grand Theft Auto, llegó GTA: London 1969, tanto para PC como Playstation, cuya forma de poder jugarla en la consola de Sony exigía un aparatoso proceso donde era necesario:

  1. Poner el disco de la expansión
  2. Quitarlo y poner el disco del juego original
  3. Remover el disco del juego original y colocar el de la expansión otra vez.

No obstante, si retrocedemos hasta 1994, encontramos un caso muy peculiar.

skcart2

El cartucho de Sonic & Knuckles para Mega Drive, aparte de contener un juego, permitía la instalación de otros cartuchos de juego, facilitando una interacción con Sonic the Hedgehog 2 y 3 de forma que nuevos niveles, personajes, y escenas de título aparecían en dichas entregas. Sin embargo, los casos donde las expansiones para juegos en consolas fuesen un fenómeno más frecuente y global, sin necesidad de tantos artificios, llegarían en la séptima generación.

En los tiempos del Wii, PS3 y Xbox 360, veríamos cómo los juegos sufrirían actualizaciones, las cuales corregirían bugs o añadirían modos para el multijugador online. También los DLCs se convertirían en un tema tan recurrente como controvertido. Todo esto haría que los juegos no quedaran tal cual como fueron terminados y lanzados al mercado, pudiendo evolucionar con el tiempo para bien o para mal y logrando de esta manera aumentar su vida útil.

Hoy, muchos desarrolladores apuestan fuertemente por el contenido descargable y las actualizaciones para mantener vigentes sus juegos entre los usuarios, sea cortando contenido con todo el lucro del mundo y/o refinarlo en una instancia con menos estrés encima, añadiendo contenido genuinamente nuevo, balanceando la jugabilidad o bien, lanzando actualizaciones gratuitas. Esta maleabilidad de los juegos hace que en algunos casos plantearse una secuela suene absurdo ¿Alguien se imagina un Minecraft 2 cuando todos los añadidos del original daban para hacerlo? ¿Podría llegar un día en que las secuelas de los juegos desaparezcan porque se le dará continuidad al juego original de otra manera? Personalmente pienso que si ese día llega, aún está muy, pero muy lejos de hacerlo, mas sí diría que las actualizaciones y DLCs están reemplazando la secuelitis desenfrenada.

Y bueno, esto es todo por hoy, cualquier aporte es siempre bienvenido.