La semana pasada, aprovechando algunos minutos muertos que tenía por ahí me puse a averiguar cuál fue el último juego de moda en Youtube. Ya saben, el típico tema que de repente sale durante una reunión con amigos y para no quedar tan mal, uno decide indagar un poquito. Resultó ser que el juego en cuestión es más bien un Early Alpha Access y de hecho, se nota por la cantidad de bugs y glitches que muestran en los gameplays. También puede apreciarse que Hello Neighbor es otro caso más de juegos popularizados y capitalizados por Youtubers, siendo este el tema de la entrada de hoy: juegos cuyo éxito y popularidad se deben más por gente con muchos suscriptores subiendo cómo lo juegan que por algún mérito del juego en sí..

Partamos por uno de los primeros juegos popularizados en la página de videos si no es el primerísimo de todos, el cual es:

header

Sin serias pretensiones, con unos cuantos errores conservados a propósito y lanzado para PC el 1 de Abril del 2014, Goat Simulator consiguió tal éxito que hasta logró llegar a PS3 y Xbox 360 así como a sus sucesores posteriormente. Otro logro de este juego fue popularizar una serie de simuladores, siendo algunos tan surrealistas en sus ejecuciones mientras otros poseían planteamientos demasiado absurdos. Dada la simplicidad y la calidad técnica del producto, uno sólo puede pensar perfectamente que si no fuera por unos comediantes subiendo videos sobre algo que podría sin problemas catalogarse de shovelware, el simulador de cabra habría pasado desapercibido. No obstante, pronto el foco de atención pasaría a otro juego que se convertiría en franquicia en tiempo récord, vale decir:

14329cd457f5b3ec

Haciendo su debut el 8 de Agosto del 2014, Five Nights at Freddy’s fue el florero de mesa hasta mediados del 2015, donde batió el récord de sobreexplotación, dándonos 4 entregas principales en menos de 2 años, cosa que ni compañías como Electronic Arts, Activision o Ubisoft hacen. La obra de Scott Cawthon fue sin duda, de esas cosas que no dejaron indiferente a nadie: o lo amabas o lo odiabas.

A diferencia de Goat Simulator, uno puede sentarse a pensar más hasta qué punto su éxito se debe sólo a Youtube y hasta dónde llegan los méritos del juego. Si bien es cierto que los gameplays de gente popular hicieron que el juego saltara a la fama, hay que admitir que volcó la mesa con un género que estaba prácticamente muerto. Como dije antes, a uno podrá gustarle o no, pero el hecho es que efectivamente trajo un planteamiento nuevo a los juegos de terror y técnicamente estaba bien pulido como para ser algo hecho por una sola persona. Además, se valió demasiado de la investigación y especulación de los jugadores de un modo que otros productores no hicieron. El problema radica en que Scott se entusiasmó demasiado con su nueva gallina de los huevos de oro que la mató rápido al sacar tantos juegos en tan poco tiempo, de modo que la gente dijo «¡Ya basta!», mas volviendo a lo anterior, el juego tenía sus virtudes, no por nada salieron muchas copias baratas del mismo. El punto es que posiblemente, bajo un contexto donde Youtube no estuviese, FNAF no se habría hecho tan notorio o se habría tardado más en hacerse famoso, pero seguramente tampoco habría pasado desapercibido. Aún así, me pregunto si habría tenido el mismo impacto ante una situación donde hubiese existido el cancelado Silent Hill, un Dead Space bastante exitoso más reciente que el 3 o en otras palabras, donde el género de terror no hubiese estado de capa caída.

A estas alturas, algunos me preguntarán por qué no he mencionado Minecraft o Undertale como ejemplos de juegos populares sólo gracias a Youtubers y les respondo que dichos juegos no han sido mencionados porque no son un caso de eso desde el momento que se sostienen por mérito propio (y otros factores más), de modo que aunque la web de videos no existiera, habrían logrado harta fama y éxito, aún si no fuese bajo las mismas proporciones.

Seguramente hay varios juegos (y habrán más en el futuro) que sólo se sostienen por personas con legiones de suscriptores que los siguen como a verdaderos caudillos los juegan, mas me conformo con mencionar los casos más sonados. A mí personalmente no son juegos que me atraigan y apuesto que a varios de ustedes tampoco, mas el fenómeno me parece digno de mencionar y no me sorprendería que una de sus causas sea el desencanto de la gente con la industria, medios especializados y grandes desarrolladores. Podría ahondar más en lo último, mas tampoco quiero alargar más esta entrada.

PD: Por si las dudas, por favor fíjense en quién escribe las entradas, que lo último que queremos es andar recordando constantemente que en el blog hay más escritores.