Últimamente cuando uno lee o ve videos donde reseñan el último título lanzado, se hace mucho hincapié en si corre a 60 fps, cuántas horas dura su modo principal (o cuánto uno tarda en completar el 100%) o cuánto contenido ofrece. Se enfatizan demasiado los dos últimos puntos mencionados tanto desde los medios como por unas cuántas personas en foros, como si éstos fuesen los únicos factores relevantes para determinar la calidad de un  juego, mas si uno conversa con amigos o con gente en otros sitios y se pasea por diferentes foros, se dará cuenta de que cada uno tiene diferentes criterios y prioridades al dar su veredicto sobre un determinado juego, de modo que uno se pregunta ¿Qué importa realmente para que un juego sea bueno? A continuación verán posturas al respecto y finalmente se dará alguna conclusión sobre el tema.

Gráficos y resolución:

Empecemos con el más clásico, dictaminar si una entrega de alguna franquicia es una joya o una basura sólo por poseer o carecer de unas gráficas y resolución acorde a los tiempos, siendo una obra maestra si sobrepasa lo que se tiene por buenos gráficos para cuando se efectuó la evaluación. Esta perspectiva es muy común entre el público más joven y es promovida por algunos medios de prensa con el fin de vender lo último en tecnología. También es una prioridad entre aquellos usuarios de PC que buscan sacarle el máximo provecho a su equipo y al juego.

Dificultad:

Para los más juascors e incluso a gente más moderada, la calidad de un videojuego radica en qué tan complicado y desafiante resulta llegar a la meta o completar el 100%. Títulos de la vieja escuela como Metroid, Contra, Castlevania y en el presente la saga Dark Souls son sus referentes. Cabe aclarar que no necesariamente desprecian aquellos juegos que resulten más fáciles que los ejemplos citados, pero suelen añorar tiempos donde conseguir la victoria requería más esfuerzo mientras lamentan la facilidad de juegos actuales.

Diversión:

«Mientras sea divertido, no veo por qué quejarse.» ¿Alguien más a visto esta frase en comentarios de Youtube o foros? ¿Se las ha dicho algún amigo? Para quienes sostienen esta perspectiva, no importa si el juego tiene gráficos anacrónicos, es más fácil, posee unos cuántos bugs o glitches, sea poco original, tenga un multijugador desbalanceado o alguna otra cosa mientras dicho juego sea capaz de entretenerle. Hasta aquí suena como un punto de vista bastante conformista y hasta cierto punto lo es, mas también es una mentalidad más abierta que eventualmente permite analizar varias entregas de diversas formas tras probar muchas de estas, lo cual podría ser la antesala a un criterio más completo y exigente.

Historia:

Incluso en reseñas de «medios profesionales», se han vapuleado algunos juegos por no poseer una historia compleja o de plano carecer de alguna y es que hay gente que resalta este apartado por sobre los demás. ¿Su razón? Que les da a los videojuegos una cierta trascendencia al aportar un mensaje profundo mediante una historia compleja, lo cual los eleva a algo más que mero entretenimiento barato. No es el propósito de esta entrada refutar esta forma de apreciar el medio porque además no hace falta desde el momento en que se ha hecho varias veces tanto en este blog como en el anterior.

Originalidad e innovación:

Entre los más fuertes detractores de franquicias anuales como Call of Duty o Assassin’s Creed, están aquellos quienes evalúan los juegos según cómo innovan en un determinado género de la industria, siempre exigiendo algo que idealmente no se haya visto nunca antes. Asimismo, son más entusiastas de juegos indies por ser donde más se prueban propuestas alternativas de videojuegos. Como consecuencia de esto, es común ver hipsters compartiendo esta perspectiva y personas que caen en el siguiente sesgo:

  • Juego hecho por una compañía grande = Bodrio genérico
  • Juego indie = Producto de gran calidad

Contenido, variedad y complejidad:

Para otras personas, un juego es excelente si ofrece muchas misiones e items, modalidades y tienen una jugabilidad bastante compleja con un detallado sistema de progresión. A causa de lo último, es común ver que quienes son partidarios de esta forma de ver las cosas, prefieran RPGs o juegos de mundo abierto que ofrezcan diversas actividades para realizar. No obstante, también pueden decantarse por otros géneros como shooters y juegos de pelea si encuentran algún ejemplar de estos que les ofrezca mucho que hacer.

Acabado y calidad:

Aquí se reúnen algunos de los criterios anteriores, evaluándose qué tan bien pulido está cierto título, si funciona bien o tiene algún bug, posee algún balance en su multijugador, si la calidad de los servidores es perfecta y finalmente, si dicho título logra todo lo que se propone. Este es sin duda un punto de vista más exigente que el de la diversión y también más objetivo, pues como se mencionó, también abarca otros criterios como el contenido, qué tan complejo e intuitivo es el juego, en qué innova, etc.

Dada al menos 7 formas de juzgar la calidad de los videojuegos que pueden derivarse en otros criterios, queda concluir que uno no puede tachar un título de obra maestra o bodrio sólo por si corre a X fps, está en HD o 4K o por si dura cierta cantidad de horas. Lo primero porque es un estándar que cambia constantemente con el avance tecnológico y lo segundo por ser algo muy teórico, dado que depende tanto del tiempo dedicado como de la habilidad del jugador (sobretodo esto último y la dificultad con la que se juega). En cambio, cosas como la dificultad, la originalidad, el contenido, el acabado y la calidad son características más relevantes y apreciables. Si además de eso un título presenta unos excelentes gráficos o una resolución de pantalla espectacular, genial, pero quienes llevamos más tiempo en el medio, sabemos que la calidad de un juego se mide por más aspectos.

Y ustedes ¿Qué priorizan más al momento de evaluar un juego?