No hace falta ser algún especialista o poseer una excepcional capacidad de observación para darse cuenta de que la gente está bien desencantada con la actual industria de videojuegos. Declaraciones tales como «esta es la peor generación de consolas de la historia» «Este medio es sonyer» «(Inserte nombre de juego aquí) es puro humo» entre otras frases bastante pesimistas, evidencian que efectivamente la gente no está muy contenta y ojo, lo relevante no es si son capaces de fundamentar racionalmente las declaraciones anteriores, sino el descontento propiamente tal que hay en el ambiente, el cual eventualmente empieza a ser capitalizado por algunas personas para promover una determinada narrativa. A raíz de lo último, veremos algunas consecuencias que están cambiando el medio para bien o para mal.

Caudillos de Youtube:

Cuando las reseñas de medios «profesionales» empiezan a verse cuestionadas por el público, surgen acusaciones de que tal desarrolladora o fabricante le pagó a X medio de prensa para dar una opinión favorable de su producto y peor aún, se demuestra que así fue, es natural que la gente comience a desconfiar de los «medios oficiales», en este caso Eurogamer, levelup o 3DJuegos, entre otros y busquen otras alternativas. Es en ese momento cuando aparece gente que se las da de imparcial porque supuestamente nadie les paga, luciendo como cualquiera de nosotros y vienen a darnos «una opinión más honesta» o «decirnos la verdad sobre algo» desde su canal de Youtube. Sin embargo, en muchas ocasiones resultan ser fanboys empoderados que sólo quieren ver a la compañía que odian arruinada, para lo cual no les importa exagerar, contar la verdad a medias o mentir. Como en la llamada comunidad gamer predomina bastante la hostilidad entre jugadores de diversas consolas, estos caudillos de Youtube consiguen harto éxito, mucho más en una situación de desencanto con la industria como la actual.

Narrativas y chaqueteo:

Así como la prensa oficial de videojuegos puede promover una determinada idea, los youtubers también pueden promover otra y aquí entramos a un territorio que puede herir unas cuántas sensibilidades, así que están advertidos.

A estas alturas todos deben conocer los conceptos de casualhardcore, siendo despectivo el primero. También habrán oído desde distintos sitios de prensa el cuento de que Wii fue una consola casual o que Nintendo hace juegos sólo para casuales, entre otras declaraciones no más favorables. Por el lado contrario, habrán visto gente defendiendo a la compañía japonesa victimizándola mucho y curiosamente, muchas de estas personas son las que más arremeten contra Sony. En otras palabras, tenemos dos caricaturas opuestas, pues un lado nos dice que Nintendo es una basura casual mientras que el otro la retrata como un cordero degollado, víctima de un vil complot, cuyo autor sería Sony que le pagaría a los medios. Cualquiera con 2 dedos de frente y que no sea fanboy se dará cuenta que ambas versiones de la historia no son más que mero chaqueteo. Antes de continuar o de que me linchen, les dejo la definición del concepto recién empleado:

Afán de menoscabar a quien ha tenido éxito.

¿Qué tienen en común Wii y Playstation 4? Ambas fueron líderes en ventas de su generación (consulten los links puestos, que por alguna razón no puedo cargar imágenes), pero también han sufrido el precio de eso.

Wii fue una consola novedosa que logró atraer a un público que antes jamás habría tocado un videojuego, muchas de sus fórmulas intentarían ser copiadas e incluso mejoradas tanto por Sony como Microsoft, mas no resultaría como esperaban. Fue durante este tiempo que el cuento del Nintendo casual fue apareciendo para intensificarse con el tiempo. Para peor, el Wii U sería un gran fracaso que fanboys de otras empresas emplearían para burlarse de los Nintenderos. Hoy el objeto de burla es Sony, donde  también se trata a sus consumidores de subnormales y se aprovecha cualquier error de dicha compañía para mofarse de sus fans.

 «Pero hombre, es que Sony la ha cagado, no puedes pasar eso por alto.» 

La verdad es que tanto Sony, Microsoft como Nintendo han cometido sus errores que tarde o temprano le pasan factura, así que no vengan con cuentos de que tal compañía es una santa paloma y que la otra es poco menos que el mal personificado. Les apuesto que si Xbox One fuese líder de ventas en el mundo, aparecería mucha gente sobreexponiendo todos los errores que ha cometido Microsoft con tal de promover una determinada idea y ojo, que al final ese es el punto y no tanto tener la razón o ser objetivos como dicen. En fin, mejor pasemos a otro punto que en este me extendí más de lo planeado.

Todo tiempo pasado fue mejor:

Dada la toxicidad del ambiente en la comunidad y por el mismo descontento con la industria, las personas comienzan a recordar el pasado de forma idealizada, añorando esos tiempos donde los juegos estaban completos, las compañías eran más honestas y el mundo era mejor. Al menos así es como exponen el pasado, pero muchas veces la nostalgia nos hace idealizar demasiado las cosas, pues así como habían juegos memorables, también existieron títulos de mala calidad y desde la época de Nintendo vs Sega que hay tanto fanboys como gente meramente hostil. La gran diferencia era que internet no estaba masificado como ahora, de modo que uno no se enteraba de tantos escándalos y sólo debía tratar con el tipo irritante del barrio y el de la escuela.

Auge de juegos indie:

A consecuencia de abusivas políticas de DLC como las de Capcom, lanzamientos impresentables como el de Assassin’s Creed Unity, entregas anuales que terminan cansando por su falta de originalidad y por el creciente parecido entre diversas franquicias de videojuegos, el público poco a poco deja de prestarle atención a los grandes desarrolladores de juegos para buscar otras alternativas. Si a esto le sumamos la nostalgia citada anteriormente y la estética retro de algunos juegos indie, no es de extrañar que estén causando sensación entre el público, cada vez más interesado en propuestas alternativas.

Tras toda esta exposición que se alargó más de lo esperado, queda comentar que a veces el mundo de los videojuegos es como la historia universal y la política, pues en las tres se ven procesos, auge de ideas a causa de descontento y caudillos. Honestamente creo que algunas cosas no van a cambiar como el hecho del mencionado chaqueteo y recomendaría no preocuparse de qué compañía es la buena o la mala, pues no tiene sentido. Uno puede tener su opinión de tal o cual consola y tampoco veo el problema de exponerla siempre y cuando no se de menoscabando al resto. Al final lo principal de los videojuegos es jugarlos, uno perfectamente puede interesarse en otros temas relacionados, mas no perdamos el norte.

PD: La ausencia de imágenes es producto de un error de carga que tengo al tratar de colocar imágenes vía URL.