No entiendo a la gente que decide quitarse su propia vida, pero aún menos entiendo a la gente que decide acusar a otros de que una persona se haya quitado la vida. Bueno, lo puedo entender en ciertos extremos concretos, pero no puedo entender cómo es posible que la gente decida quitarse la vida por lo que se dice en un foro de internet. ¿El motivo? Creedme, hay cosas mucho peores que un foro de internet.

Hay un sitio web de internet llamado Kiwi Farms, realmente es un foro donde gente que expone sus vergüenzas al público a niveles les da material para reirse. Dicho sitio web ha sido acusado recientemente de organizar campañas de acoso selectivo. ¿El motivo? El desarrollador del emulador BSSNES ha decidido suicidarse por el hecho de tener un hilo dedicado. Y antes que la gente empiece a insultarme por lo que diré, dejadme deciros que no entendéis cómo funciona Kiwi Farms.

Para que la web funciona, la persona la que se le dedica el post debe coger y darles material suficiente cómo para comentar. Kiwi Farms no te a hacer un post si tu forma de presentarte a la red y la vida que haces pública no es autodestructiva. Es más, cuando ocurrió lo de Alison Rapp y ella dejó de hacer la imbécil tan pronto cómo el contenido nuevo de ella desapareció lo hizo también su hilo.

Pero el caso de Byuu ha sido distinto, tened en cuenta que la gente normal y por tanto sin problemas, no se suicida por lo que dicen en un foro de internet que no conoce ni el tato. ¿La forma de luchar contra el cyberacoso? La primera es no ser imbécil y no dar datos de tu vida privada a internet y dejar de joderte a ti mismo con una actitud autodestructiva. La segunda es bien simple:

Y la tercera:

¿Tiene sentido que exista una página web donde se dedican posts a gente donde salen sus vergüenzas en la red? El problema no es ese, el problema es que esa gente en conjunto con vida completamente autodestructivas y con actitudes tóxicas son los que están pidiendo el cierre de Kiwi Farms, pero jamás les vas a ver pedir el cierre de redes sociales como Facebook o Twitter donde si que se han creado campañas de acoso, desde la definición literal de la palabra.

Porque claro, recordemos como el par de farsantas intentaron darle al significante acoso un nuevo significado.

Los «hilos de violencia» de los que hablo Anita Sarkeesian en su día son aquellas críticas en internet sobre lo que cada uno de nosotros hacemos. Si lo que haces es lo suficientemente estúpido como para que la gente lo comente y haga un post sobre ello y no precisamente para darte el premio nobel entonces tienes un problema bastante grande y te tienes que preguntar que coño estás haciendo con tu vida.

Pero claro, hemos llegado a una patocracia, en la que quieren gobernar los enfermos mentales. Los cuales deciden suicidarse, acusar a un foro de mierda que no conoce ni el tato y de repente el resto del mundo empieza a seguir las últimas voluntades del tarado recién suicidado. Y si, digo tarado porque la gente cuerda no se suicida por lo que dicen en un foro de internet donde además la persona que se ha quitado la vida ha estado participando de manera activa.

El problema es que la granja de tarados se mueve libremente por redes sociales señalando con el dedo, creando narrativas negativas y llamando a las empresas donde trabaja la gente para cancelarlos. Todos ellos con actitudes autodestructivas, pero ninguno de ellos con la capacidad de hacer introspección sobre lo que se hacen a ellos mismos. Es más, se apoyan entre ellos en su forma de vida que va de camino al abismo y de tanto en cuando alguno dice adiós en el camino.

Y lo siento si a la gente esto le parece ofensivo. Pero es la verdad, estoy harto de ver gente en la mierda que es aplaudida en lo que hace, dejada de lado en el sentido que dejan que se vaya al otro barrió. Yo he visto morir al hermano de un compañero de clase por las drogas, algo mucho peor que esto y de lo que no se puede salir. Y no por sobredosis. ¿Sabéis que hacía la gente? Aceptaba y aplaudía, al día siguiente de su muerte todo el mundo acusando lo injusto que es el mundo, pero no hicieron nada.

Es por ello que es necesario un espejo en su cara, aunque sea en forma de foro de internet. El espejo que nadie les pone para mostrar su horrendo rostro.