SONY ha comprado Housemarque, una noticia que personalmente me ha entusiasmado mucho.

Al menos eso es lo que intentan los Astroturfers de SONY en los foros, aquellos que han estado vendiendo un juego que de haber salido en otras plataformas, o ser multiplataforma hubiese pasado desapercibido. Claro esta que esto forma parte del vomitar hacía arriba, de acusar a la competencia de «no tener juegos» para luego agarrarse al primer exclusivo con un poco de cara y ojos y elevarlo hasta unos altares que no merece.

Cuando hace unos meses hicieron el State of Play donde intentaron venderme el Returnal lo que vi es un juego que no me parecía interesante, claro que esto es desde el punto de vista personal. Algunos que me conocen en persona pensarán que es por el hecho de tener una Xbox Series X. La cual en realidad esta disfrutando mi actual esposa, mientras que un servidor se pasa las horas muertas con una RG351P. Por lo que no, simplemente el juego no me llama en absoluto y en realidad no llama a nadie.

Cuando eres fabricante de consolas, el objetivo principal que tienen tus propios estudios es generar ventas para tu consola, nada más que eso. No te puedes conformar con rellenar catálogo que no sea capaz de crear momentums. El problema es pensar a día de hoy que los Momentums se crean lanzando los cuatro o cinco intoxicadores en los foros para crear un clima de opinión favorable que haga que los medios, los cuales son en general unos cagones ante la comunidad, terminen por ceder ante la narrativa.

Y esta es la táctica del marketing de SONY, los AAA tardan años en hacerse y no hay nada a corto plazo de gran calibre en ninguna de las dos consolas de nueva generación. Pero, en el caso concreto de SONY ellos deciden coger esos juegos que si …

  • … Se lanzaran en otro periodo de vida de la consola pasarían desapercibidos por la mayoría al haber juegos más interesantes.
  • … Se lanzaran como exclusivos para otras consolas se diría que son mediocres o juegos de segunda categoría.
  • … Fueran juegos multiplataforma serían un juego más en el catálogo.

¿Qué me parece Returnal? Pues una basura proceduralmente generada que fue puesta por las nubes por gente que había pagado más de 500 unidades monetarias para tener una PlayStation 5 que es tratada por la propia SONY como una PS4 Pro Pro, con tal de soportar su narrativa de que la competencia no tiene juegos y ellos si. Y alto, que yo diría lo mismo de este juego si hubiese salido en otras consolas. Pero claro, llevamos tiempo soportando el mantra de los exclusivos de SONY, compuesta por una panda de fanboys como los que tiene Nintendo donde cualquier cosa que contradiga el dogma creado por los intoxicadores a sueldo no puede ser aceptada sin que se cortocircuiten o simplemente te vengan a buscar con las antorchas.

Hemos llegado al punto en que la narrativa se ha de sostener a cualquier precio, no todos los juegos que hacen los estudios de un fabricante de consolas son AAA y no ocurre nada, el problema es cuando tienes un departamento de marketing que vomita hacía arriba. No olvidemos las palabras de Jim Ryan hace poco más de un año, la hemeroteca esta para algo:

«Siempre hemos dicho que creemos en generaciones. Creemos que cuando te tomas la molestia de crear una consola de próxima generación, debe incluir características y beneficios que la generación anterior no incluye. Y eso, en nuestra opinión , la gente debería crear juegos que puedan aprovechar al máximo esas funciones.

Esas palabras se volvieron en su contra y dado que Microsoft tiene el mismo problema que SONY se fueron a buscar el primer juego «next gen» que vieron para la consola. Este era el Returnal y fue en ese punto donde empezó la campaña de marketing e intoxicación a favor del juego.

Ahora bien, antes he dicho que los medios tienen miedo de las reacciones de la gente si deciden desmontar la narrativa. Pues bien, esto es como algunos periodistas de otros medios que tienen un Bias enorme. Hay un interés en ellos y trabajan codo con codo con el departamento de marketing de SONY para conseguir que su consola favorita venda. Por lo que trabajan como departamentos de ventas encubiertos. Es lo que yo llamo la PlayStation State of Mind.

En realidad, el gran logro que ha conseguido SONY es que las narrativas sobre la realidad de la industria se toman desde las premisas creadas por el departamento de marketing de SONY. En general los medios han aceptado las reglas, los prejuicios e incluso la terminología propia del departamento de marketing de PlayStation. Y no, no se trata de una teoría de la conspiración, esto ya lo hemos vivido.

Nintendo en los 80 para vender su consola en un mercado donde eran ajenos tuvieron que crear la Nintendo Power, la intención era crear la Nintendo State of Mind. Cuando a mediados de los 90 todo el sector le dio por apoyar a PlayStation por intereses estratégicos fue cuando nació la PlayStation State of Mind. No por parte de la propia SONY en exclusiva, sino por todo el sector. Y ha permeado hasta nuestros días por el hecho que ha recibido siempre una patina de imparcialidad.

Cuando nacieron los foros de internet, la prensa era amateur y se comentaban las narrativas de dichas revistas. La realidad es que la PlayStation State of Mind nació como algo banal. Pero es algo a lo que SONY ha sabido engancharse para crear una narrativa. ¿El problema de las narrativas? Cuando no concuerdan con la realidad se derrumban por si solas y es necesario recordarle a la gente de manera continua esa mentira. La gente normal cuando sabe que algo no es cierto y le afecta por un vínculo emocional la rechaza de entrada, pero con el paso del tiempo acepta la verdad de las cosas. Es por ello que es necesario en ciertos casos que hayan intoxicadores y creadores de narrativas recordando la mentira.

¿El motivo? Fácil, todo el mundo sacamos conclusiones a partir de premisas que podemos probar como ciertas. Podemos hacer gimnasia mental para engañarnos a nosotros mismos, pero con el tiempo las cosas vuelven a su cauce. La gente no es imbecil y en un entorno totalmente sano saca sus propias conclusiones. Por eso en cualquier momento es necesario intoxicar para conseguir un objetivo, en un entorno intoxicado la mentira es dogma de fe por el hecho que nadie se atreve a oponerse a ella. Solo tienes que crear un entorno donde decir la verdad, señalar que el rey esta desnudo delante de la muchedumbre, pero la mayoría no se atreven por miedo y aceptan las narrativas como algo natural.

Hemos llegado al punto en el que PlayStation Studios puede lanzar un juego que sea confeti en una caja o una mierda de salvapantallas y tendrá buenas puntuaciones. Ellos podrían lanzar la versión a 4K de Fantavision y tendríamos a los medios aplaudiendo semejante mierda. Por el hecho que se ha creado un condicionamiento mental y determinista en el que se ha creado el dogma de que todo lo que hacen ellos es bueno. Incluso grandes fracasos comerciales de Xbox Game Studios serían aplaudidos por los medios y con notas mucho más altas. ¿El motivo? La PlayStation State of Mind lo dicta y no hay cojones a contradecirla.

Y en medio de todo esto, SONY compra Housemarque, lo hace después del fiasco que ha sido Ratchet & Clank: Rift Apart. Un juego en el que la gente se ha dado cuenta del engaño y que se esta quitando lo más rápidamente posible de encima.

Ratchet no obstante es mucho mejor que Returnal, pero peca de no tener casi contenido en medio de la obsesión narratológica de SONY. Pronto pierde valor y termina en segunda mano, esto destroza la narrativa por completo. ¿La única solución de SONY? Distraer a la gente comprando a Housemarque, ya que hay que alimentar la narrativa de manera continua. Y recordad, ahora de repente Returnal será un gran juego, el mojón lo caga PlayStation Studios.