Las cosas han cambiado para mi persona, producto de haber tomado otra mentalidad en la vida consistente en eso de «Si no lo puedes controlar, no depende de tí y no te afecta, entonces ignoralo por completo». Lo que ha hecho que me desapunte de varios temas de los que podría escribir de manera pasional como hacía hace unos años. En pocas palabras, no merece criticar nada y tampoco preocuparte por nada cuando no tienes el poder para cambiarlo. Independientemente de como vengan las consecuencias de ello, ya sean de manera determinista o totalmente aleatorias.

¿Cómo llegue a esta conclusión? Bueno, los que me conocen ya saben de mis ideas y lo estupidas que pueden llegar a ser, pero soy una persona con la capacidad de detectar patrones muy facilmente. En realidad se cual es mi deformación mental y de donde me viene. Lo que dicen Trastorno del Espectro Autista de Altas Capacidades. Y no, no eres especial si tienes esta etiqueta, así que borrala de tu biografía de twitter y de paso los pronombres.

Basicamente el poder detectar patrones me permite entender sistemas. Al fin y al cabo un sistema no es más que un patrón organizado que funciona de manera ciclica en el que cada una de las partes tiene una función concreta que esta cohesionada y es coherente con el resto de las partes. Esto lo podemos aplicar a sistemas mecánicos, electrónicos y todo aquello que aparentemente tiene que ver con cosas.

El problema viene cuando te das cuanta que socialmente existen sistemas no reconocidos y que los ejecutan personas. Cuando te das cuenta que existe una tendencia a que los participantes de un sistema de manera involuntaría y en necesidad de un objetivo común, acaban por crear dinámicas y funciones en un sistema de manera involuntaría. No solo para crear cosas, sino también para destruirlas.

Estas dinámicas siempre toman el mismo rumbo, no hay un plan predeterminado, sino que el plan se forma sobre la marcha y el resto de ideas se descartan por pura y dura ineficiencia de dichas soluciones. Lo que hace que el proceso de poda parezca un plan predeterminado. Se hace pensar en la existencia de fuerzas ocultas que mueven los hilos del mundo. La realidad es distinta, no existen esas fuerzas ocultas, pero si las dinámicas que se van repitiendo.generación tras generación e independientemente de cual sea el objetivo.

Y es una fuerza que no se puede parar, los que las ejecutan no son conscientes de todo el entramado, de como se mueven las fichas. Los que ven el patrón confunden la causalidad con la casualidad. Las hormigas y las abejas están organizadas socialmente, pero no son conscientes de su existencia. El ser humano es consciente de si mismo, pero no es consciente de su propio comportamiento social y los patrones que toma.

Urian, por favor, que nos aburres.

Tranquilos, que ya termino. El caso es que me he dado cuenta con el tiempo no solo que la crítica a ciertas cosas no solo es gastar energía en vano que no lleva a ningún lugar y no es lo único. Creo que hay gente que no es que sea malvada o con malas intenciones. Es que es lo suficientemente lerda para no ser consciente de las consecuencias de sus actos y peor son cuando se organizan.