Voy a ser muy claro, hay una diferencia muy clara entre lo que esta ocurriendo con Activision-Blizzard donde la Justicia de California ha denunciado a la Empresa y el cirquito que se montaron la Sarkeesian y la Van Valkenburg. Esto lo digo porque tengo muy claro que algunos buitres van a salir a intentar aprovechar este caso y atar el circo del GamerGate de nuevo para saltar al ruedo y tener protagonismo.

Todo lo que rodeo a estas dos fue un auténtico fraude, después de años lo sigo sosteniendo y es que las pruebas estaban ahí. Zoe Quinn no ha existido nunca, su nombre es Chelsea Van Valkenburg y su juicio no fue más que una llorera porque un perdedor llamado Eron Gjoni se puso a llorar por el hecho que Chelsea le había puesto los cuernos. Anita que quería callar a los que la criticaban creo un circo en que continuamente hablaban de cábala oscura y organizada llamada GamerGate y del acoso de las mujeres en la industria del videojuego.

De Anita no oimos jamás una sola denuncia real de acoso, incluso vimos como en la GDC se hacían circos mientras que en las empresas como Activision-Blizzard se cometían acosos sexuales y vejaciones que han terminado en la justicía. Muchas de ellas seguramente terminaron a oidos de Anita quien no hizo nada de nada y se los callo por completo. No hubo jamás denuncia alguna por su parte de la situación. ¿Todo lo de Anita? Ser la tonta útil, absorber toda la fuerza disidente contra el abuso hacía las mujeres con una falta representación. Y es que la disidencia manufactura es así, incluso los departamentos de marketing de «La Industria» la promocionaban en sus foros. Ahora con lo que ha ocurrido con lo de Activision tengo muy claro porque en su día en NeoGAF y en diversos sitios web se le daba coba.

Repito, ¿cuantas mujeres que han recibido acoso, trato discriminatorio y vejaciones en la industria de los videojuegos le han contado la historia y ella se ha callado? Eso si, lo importante era luchar contra el «acoso» según Anita.

No guapa no, acoso es que pasen tus fotos desnuda y te humillen hasta el punto de llevarte al suicidio en extrañas circunstancias. Lo que significa que ha habido un asesinato, un ser humano ha muerto en esto y va más allá de que critiquen tu trabajo. El problema de Anita es que no fue tonta, fue malvada por colaborar.

¿La última? Miradlo vosotros mismos, de su propio twitter.

Te acosan en el trabajo y te soluciona los problemas no la justicia ni denunciar, sino llamar a la línea teléfonica de Anita. ¿Hay que recordar la estafa del Crash Override que hizo junto a la que llaman Zoe Quinn? Pues esta es la misma mierda. Suerte que la Justicia de California ha decidido poner cartas en el asunto y actuar.

En todo caso el boicot a Activision es necesario y moral, pero los mismos miserables que hacen campaña indirecta para que no te compres un producto e intentar controlar tu cartera como si fuera suya ahora están callados sobre el tema. Los mismos que se situaron a favor de Anita e iban de super-feministas están callados. Lo dicho, Activision se merece un blackout total, consistente en:

  • No jugar a sus juegos y desinstalarlos si es posible.
  • No comprar sus juegos, aunque sean de segunda mano.
  • Vetar sus juegos de noticias, redes sociales y foros de discusión.

¿Por qué digo esto? Porque se por fuentes que estas cosas están pasando en el resto de «La Industria» y se ha de aplicar el terror psicológico.