Hace unos días murió Sir Clive Sinclair, el creador del ZX Spectrum, aunque realmente todo el mundo sabe que él odiaba los ordenadores y que dicho ordenador fue un accidente, lo que no es tan accidente es lo del Speccy, y esto es algo que llevo años callando y es que nunca he dado mi opinión sobre este ordenador de 8 bits y de paso me va a servir para salirme del monotema en el blog.

Lo primero que me gustaría hablar es de los farsantes históricos, si alguien os dice que es de España y ha jugado al Spectrum con la forma del ordenador de arriba entonces tened muy claro que miente. En España el modelo de Spectrum que se vendía era el de Investronica, marca relacionada con el centro comercial El Corte Ingles.

Bueno, en realidad hubo dos modelos, uno que salió primero y fue el modelo de 128 KB y el otro que salió un poco después y que era una versión con teclado decente del Spectrum +. Y es aquí donde entramos en algo que los fanboys del ordenador no dicen jamás, al contrario de otros ordenadores de la época, el Spectrum tuvo varias versiones distintas donde la diferencia era la RAM, lo que llevaba a que no todo el catálogo se pudiese cargar en los primeros modelos.

El ZX Spectrum nació en una época donde el precio de la RAM pego un bajón considerable, dado que esta iba soldada en las placas base muchas marcas aprovecharon para lanzar versiones con memoria extra de sus ordenadores, otros en cambio decidieron lanzar un mejor sistema. Hay que tener en cuenta que en esos años el ordenador de 8 bits más avanzado era el Atari 800 que se había lanzado en 1979, pero Commodore lanzo el C64 en 1982 que era algo superior y si, la tecnologia no corría mucho más allá, pero tampoco había mucho que sacarle a un 6502 en unos casos y un Z80 a otros.

El caso de Sinclair era curioso, sus ordenadores no era más que montajes de un Z80 y una TV Typewriter en una sola pieza, el ZX80 (imagen izquierda) era un montón de chips TTL alrededor como mercaban los estándares de la época, pero en el ZX81 (imagen derecha) consiguieron unificarlo toda la circuitería aledaña en un Gate Array. Lo que en términos simples podríamos considerar un precursor de los CPLD y FPGA de la actualidad.

El TVT era un hardware que servía para convertir la pantalla de un televisor en una terminal, cuando se unía con el resto de componentes de un PC como un procesador, la RAM, el sistema de E/S y todo lo necesario salía un ordenador. Desgraciadamente esto era difícil de hacer por lo que se fundaron empresas como Apple que primero empezaron a vender la placa soldada al completo …

… Para después vender el paquete entero.

¿Qué tiene que ver todo esto con el ZX Spectrum? Se puede decir que sus antecesores eran un equivalente a vender el Apple I, pero con un Z80, casi un lustro más tarde y a precio casi de saldo. No eran ordenadores buenos en absoluto, pero eran baratos, aunque la campanada la dieron con su tercer ordenador, el cual se convirtió en el más popular de todos.

¿Su particularidad? Venderse por menos de 200 libras esterlinas en su modelo de 48 KB allá por primavera de 1982, un precio muy inferior al resto y que ayudo a generar una cultura de los microordenadores, no solo en su país de origen, Reino Unido, sino también en otros como España y de ahí a que ordenador retro signifique Spectrum.

Aunque la pregunta clave es: ¿se trataba de un buen ordenador? Realmente no, era un producto muy malo que vivía del hecho de que por precio en algunos mercados no tuvo competencia durante mucho tiempo y en especial por la falta de medidas contra la piratería. Realmente el Spectrum nunca tuvo ningún tipo de industria por mucho que os digan por el hecho que la piratería corría rampante cuál caballo desbocado.

¿Por qué el hardware era una mierda?

  • Fondos totalmente en negro sin capacidad para escoger otros colores.
  • En plena era de los sprites multicolor va Sinclair y lanza un ordenador que no solamente no soporta un mecanismo de sprites, sino que solo puede poner un color por elemento.
  • Pensaréis que un solo color al mapearse en 1 bit da para 2 valores y ergo color normal y transparente. Pues no, los objetos se superponen a otros.
  • No hay mecanismo de scroll suave, esto es lo más perdonable, ya que solo Atari lo había conseguido implementar en esas fechas, aunque luego lo hicieron el C64 y la Famicom/NES.
  • No hablemos de la calidad del sonido.

El motivo por el cual se creó una industria a su alrededor es por el hecho que fue lo suficientemente simple para programar con él y lo suficientemente barato como para que lo tuviese todo el mundo. La cultura del desarrollo que genero viene por esos dos hechos y de ahí a que acabase teniendo un enorme catálogo de juegos, claro esta que tuvo que enfrentarse a tres problemas:

  • Ordenadores más potentes que terminaron por igualarle en precio y por tanto eliminando su ventaja.
  • Una piratería rampante que hizo que pasara de cultura de Hobby a ser Industria.
  • Ni su fabricante creía en él y años más tarde la gente de Amstrad prefería, como es obvio, vender sus ordenadores.

Y antes de que la gente me ataque, creo que es importante tener una cosa es claro: el Spectrum tuvo éxito por el hecho que muchos no se podían permitir algo mejor. Lleno la infancia de muchos niños que no tenían una idea preconcebida en sus mentes y por tanto un sentido calificativo al que solemos llamar tener gusto. Tened en cuenta esto, en especial los amantes de poner barreras, muchas veces algo muy pequeño puede ser muy grande por ser algo pensado para personas humildes.